LA LEYENDA HA RENACIDO

btn_doc_c

 

 

 Tras  haber sido sustraída desde  la Iglesia de Los Franciscanos,  finalmente luego de 65 años, hemos encontrado la Santa Calavera, atribuida a José Miguel Carrera 

noti_calavera_lun noti_calavera_t13 noti_calavera_tvn noti_calavera_chv 

A mediados  de 2009, llegó a  manos del  Centro  de Estudios Históricos Forenses, un viejo libro de  principios  del siglo XX que en una de sus deterioradas páginas,  relataba la antigua historia de una calavera con características de milagrosa que era guardaba celosamente, primero en la Iglesia de El Monte y luego en su capilla menor, en la localidad cercana de El Paico, en la provincia de Talagante.

craneo_jmc

Dicha calavera según la tradición popular,  correspondía al prócer José Miguel Carrera, quien tras ser fusilado y descuartizado  en la Plaza Mayor de Mendoza Argentina a finales de 1821,  le cortaron sus brazos y cabeza, siendo enviados los primeros  como trofeos a las provincias de San Juan y San Luis y quedando la última empalada frente al Cabildo para infundir miedo a todos los seguidores de Carrera. Cuentan los relatos que por especial encargo de Javiera Carrera, uno de los empleados de confianza de la familia,  el arriero y baqueano Toribio Rojas,   cruzó la cordillera, días después de la muerte  del prócer por el mítico Paso de Los Piuquenes o de las 24 horas, trayendo de regreso  en forma oculta hasta El Monte, la cabeza de Carrera, quedando oculta en La Iglesia de El Monte y luego hasta mediados del Siglo XX,  exhibida al público en una urna de vidrio en El Paico, habitantes que comenzaron a llamarla la “Santa Calavera o Calavera Milagrosa”, por sus especiales dotes de cumplir con pedidos  y mandas que efectuaba la gente del lugar.

La leyenda y la devoción de los feligreses, tuvo una abrupta interrupción en la década de 1950, cuando misteriosa y repentinamente fue sustraída de la capilla de El Paico,  desapareciendo  a contar  de esa fecha, todo rastro de su paradero.

craneo_jmc_02

Investigar respecto de la leyenda de una calavera perdida que podría corresponder a uno de los máximos héroes de nuestra independencia, se convirtió en un desafío,  que sin lugar a dudas…  era irresistible e inevitable

Tras 65 años desde que fuera sustraída de una parroquia en El Paico, finalmente la hemos encontrado y  a contar del 09 de Marzo de 2014, ha retornado a su lugar de origen.

“ La historia de la calavera perdida ha concluido, la leyenda a contar de esta fecha ha renacido “