BRIGADA DE HOMICIDIOS

Nuevo Aniversario de esta histórica unidad. 66 años de excelencia en la investigación científica de delitos

Imagen 1El Centro de Estudios Históricos Forenses, es una fundación cultural dedicada al rescate, la protección, la investigación y la difusión de la historia de Chile y de la Policía de Investigaciones. En este contexto el 20 de Febrero pasado se conmemoró el 66° aniversario de la creación de la Brigada de Homicidios, oportunidad en que se dio a conocer la investigación histórica que permitió identificar a la primera dotación de esta emblemática unidad y datos desconocidos de su historia.

Imagen 13En el Club Sirio, se realizó la ceremonia oficial encabezada por el Director General Subrogante de la Policía de Investigaciones, Prefecto General Don Leonardo Acuña Vílchez.
En la ocasión, el Presidente y Director Ejecutivo del Centro de Estudios Históricos Forenses, Prefecto General ® Gilberto Loch Reyes, dio cuenta de los resultados de este proceso histórico e hizo entrega al Jefe de la Brigada de Homicidios Subprefecto Juan Sánchez Quero de un cuadro con los registros fotográficos de los funcionarios fundadores de esta importante unidad.

 

SU HISTORIA:
En 1948, el Doctor Osvaldo Esquivel del Laboratorio de Policía Técnica del Servicio de Investigaciones de la época, propone por primera vez la necesidad de crear unidades especializadas para enfrentar con mayor eficiencia algunos tipos de delitos que requerían necesariamente de una mirada científica.
Imagen 2

A fines de 1948 se crea una comisión que ratifica esta opinión y propone la creación de una unidad especializada dedicada de manera exclusiva a la investigación de hechos de sangre.
El 19 de Febrero de 1949 la Dirección General de Investigaciones, crea la Brigada de Homicidios de Santiago, siendo designado como primer jefe, el Subcomisario Miguel Basaure Dissett.

 

 

 

PRIMER JEFE: MIGUEL BASAURE DISSET
Fogonero de barco, actor extra de Hollywood, director de cine y Detective

Luego de haber estudiado en la Escuela Normal y haber seguido estudios de contabilidad, su espíritu aventurero lo llevan a embarcarse como fogonero en 1924 en un buque mercante que recorría el mundo, permaneció 6 meses a bordo hasta desembarcar en San Pedro California.Imagen 3
Permaneció 4 años en Estados Unidos, trabajando como extra en los estudios cinematográficos y luego como agente de policía en Los Ángeles, donde se especializó en fotografía. A su regreso a Chile a raíz de la crisis de 1928, primero se desempeña en el Campamento Salitrero de María Elena como Asistente de Ingeniero, siendo contratado luego por la Compañía Cinematográfica “Page Bross Films” para asumir la Dirección de fotografía de la primera película sincronizada sonora y cantada hecha en Chile, estrenada el 10 de septiembre de 1930 en el teatro Coliseo de Santiago. “Canción de Amor”.
Ese mismo año instala un estudio fotográfico en Santiago y Valparaíso, para finalmente en 1930 ingresar a la Policía de Investigaciones, donde vuelca todos los conocimientos técnicos aprendidos en fotografía en la investigación de delitos.
En 1949, es designado primer jefe de la Brigada de Homicidios

Imagen 4

SUBJEFE: RENE VERGARA VERGARA
Detective, periodista y escritor, uno de los grandes policías de la historía

Detective, periodista y escritor, fue autor de siete libros, asesor policial e investigador en importantes casos en Inglaterra, OEA, Bolivia, Venezuela y República Dominicana. Fue cofundador de la Brigada de Homicidios que dirigió durante 10 años.

Imagen 5

 Sus libros han sido traducidos al Ingles y francés. Escribió sobre los más famosos crímenes de la primera mitad del Siglo XX. Vergara se crió en los populosos barrios de la Vega Central. Aprendió a boxear a los 10 años. En 1937 ingresa a la Policía de Investigaciones, al año siguiente hace un paréntesis y viaja a Argentina trabajando como boxeador, escritor de tangos y periodista para la Revista “Leoplan”. Fue allí donde nace su vocación por las letras, escribiendo sus primeras historias policiales. Su primer libro fue “La bailarina de los pies desnudos” que narra sus primeras aventuras policiales en los barrios populares de Santiago.
Imagen 6

A su regreso a Chile, se reincorpora a la Policía de Investigaciones, cumpliendo labores de profesor en la Escuela Técnica, en las Escuelas de Periodismo y Derecho de la Universidad de Chile y Católica. En Argentina adquirió conocimiento en Huellas Digitales del mismisimo Juan Vucetich, padre de la Dactiloscopia.
La investigación realizada por Vergara sobre el espeluznante caso del “Tucho” Caldera de San Felipe, en 1947, le consagró como uno de los más exitosos sabuesos de la historia policial chilena y dio paso al nacimiento de la Brigada de Homicidios

El periodista José María Navasal, al comentar la obra de Vergara en 1950 señaló “Se trata de un caso extraordinaria de la literatura policial chilena, un autor que escribe sobre su propio oficio”. El periodista francés Raymond Cartier Director del periódico “Paris Match” dijo una vez “Debe ser uno de los mejores policías del mundo por su astucia, cientifismo, prolijidad y su enfoque modernista en la investigación del delito”. Luis Sánchez Latorre, premio nacional de periodismo señalaba “fue un escritor interesante, con una formación estilística cercana a la generación del 38. Enrique Lafourcade señaló que “Es el primer escritor que se ocupó seriamente del género policial en Chile”.

Una de sus anécdotas, da cuenta de la correspondencia sostenida con la famosa escritora británica Agatha Cristi a quien le reprocho en varias oportunidades, los errores criminológicos que presentaban algunas de sus novelas policiales.

René Vergara falleció en 1981. Hasta hoy su leyenda se mantiene como un gran policía, escritor y periodista que fundó la Brigada de Homicidios y resolvió los más enigmáticos casos de mediados del siglo XX

PRIMER CUARTEL

Imagen 14 El primer Cuartel de la naciente Bh fue instalado en el ala poniente del primer subterráneo del Cuartel Central, en calle General Mackenna N° 1314, pleno barrio Mapocho de Santiago.

Su primera dotación estuvo formada por un total de 18 funcionarios, desglosados en 15 detectives, un chofer, una secretaria y un telefonista. Su misión fue definida en: “Investigar toda muerte sospechosa, en especial el homicidio, el infanticidio y el suicidio.
Esta brigada especializada es la más antigua de la policía chilena y con el correr de los años se ha transformado en una escuela para los detectives que aman resolver casos enigmáticos usando las más diversas ciencias y técnicas forenses.
Sus resultados históricos siempre han sido brillantes, llegando a alcanzar hasta un 90 % de resultados positivos, lo cual les ha valido el reconocimiento de una policía altamente prestigiosa como el FBI, quien los calificó, como los mejores de Latinoamérica en la investigación de este tipo de delitos.

GRANDES JEFES

Prefectos Osvaldo Carmona y      Pedro Espinoza

Prefectos: Osvaldo Carmona y Pedro Espinoza

Imagen 16

Primer Oficial de Guardia Detective Alfredo Salvo Cárdenas 20 de Febrero de 1949

 

Detective de homicidios más antiguo

Detective de homicidios más antiguo